Oscar Athié

Oscar Athié

(Oscar Eduardo Athié Furlong)



Nació un 3 de febrero en la ciudad y puerto de Acapulco, Guerrero, hijo de los señores César Athié Romo e Iliana Esthela Furlong Talavera, y es el cuarto de cinco hermanos.

Desde pequeño le gustaba la música y según su madre, desde que empezó a hablar ya cantaba y le fascinaba tener en sus brazos una guitarra, aunque apenas podía cargarla. Cantando siempre por todos los rincones de la casa, le inventaba letras a las canciones conocidas.

Ya en la escuela, nunca dejó de pertenecer al coro y de participar en los diversos concursos que siempre se organizaban en los centros educativos.

Su primera canción la compuso a una chica que le encantaba, pero no le creía que estaba enamorado de ella; la tituló Incrédula. Contaba con apenas 14 años de edad. La chica en cuestión se llama Mayte, y hasta la fecha es un lindo recuerdo que Oscar conserva: “al final me creyó…”

Su formación musical es totalmente lírica, y sus estudios profesionales fueron de Medicina, carrera que concluyó en la Universidad Autónoma de Guadalajara, con el título de Médico Cirujano y Partero.

Oscar Athié incursionó profesionalmente en el mundo de la música y el espectáculo al ganar el concurso La Voz, del periódico El Heraldo de México, en 1981, en el que fue amadrinado por Verónica Castro.

A raíz de ese triunfo, Discos Gamma le ofreció un contrato discográfico. La primera canción grabada de su autoría fue Perdóname por no poder quererte más, en 1982, interpretada por él mismo, que formó parte de su primer disco de larga duración, titulado Conóceme.

A partir de entonces su carrera musical se desarrolló exitosamente, y sus interpretaciones fueron ampliamente difundidas en la radio y la televisión. Su producción discográfica abarca 11 discos, de 1982 a 1991, de los que se desprendieron éxitos de su inspiración como Quiero llenarme de ti, Ruinas, Pregúntale, Amigos míos, Cada vez que te acercas, El muchacho de los ojos tristes, Tengo que empezar a amarme un poco más (con esta canción fue finalista en el Festival OTI, en 1984), Piénsalo bien y muchas más.

Mención especial merece su tema Fotografía, con la que el público se identificó plenamente por el romanticismo e inspiración que Oscar le imprimió y que lo convirtió en un clásico de la balada mexicana, con su inolvidable frase “flaco, ojeroso, cansado y sin ilusiones…”

También ha creado algunos temas en coautoría con compositores como Aleks Syntek, Omar Alfano y varios más, destacando Y ahora juntos, escrita con Lorena Tassinari, que fue otro éxito en la interpretación de Oscar a dueto con Yuri.

Durante su trayectoria Oscar Athié ha obtenido numerosos premios y reconocimientos, sin embargo, según sus propias palabras, lo que más atesora es el cariño del público.

Alejado de las candilejas desde hace algunos años, Oscar Athié no ha dejado de componer canciones y comenta: “canto y escribo por convicción, placer y necesidad espiritual, nunca lo hice buscando los reflectores y convencionalismos del ´show bussines´, por lo que el hermoso oropel que me rodeó algún tiempo lo recuerdo con mucho gusto y cariño, pero no lo extraño ni me hace falta. Lo que sí extraño es el contacto directo con la gente en mis conciertos, desde luego que los aplausos, pero mucho más el contacto visual y la sensación de tocar el alma del público con mis canciones”.

En octubre de 2010, Oscar Athié fue homenajeado por la Sociedad de Autores y Compositores de México, con el reconocimiento Trayectoria 25 años.