Spacer
Spacer Logo Spacer Logo Spacer
Spacer
Spacer
RSSSpacer SUBSCRIBETE A
NUESTRAS NOTICIAS
Spacer
Video
Spacer
Spacer

ISWC

 

Festival Artístico de Otoño

 

A tu Salud

 

Beca María Grever

 

 

 

 

Fotografía de Juventino Rosas

 

Juventino Rosas

(JOSÈ JUVENTINO POLICARPO ROSAS CADENA)



José Juventino Policarpo Rosas Cadenas nació el sábado 25 de Enero de 1868, en Santa Cruz de Galeana, hoy Ciudad Juventino Rosas, en el Estado de Guanajuato, de la República Mexicana (MÉXICO).

Fueron sus padres, Don José de Jesús Rosas y Paula Cadenas.

A Don José le tocó combatir contra la intervención francesa; era músico militar, tocaba el arpa y enseñó música a sus hijos, con quienes formó un trío que tocaba en bailes, bautizos y otros eventos, lo que les permitía obtener modestos ingresos.

En este trío, Manuel el hermano mayor, tocaba la guitarra; Juventino el violín, y su padre el arpa. Como el pueblo era pequeño no encontraban oportunidades para su desarrollo, por lo que decidieron viajar a la ciudad de México en 1875.

Una vez ahí, se convirtieron en uno más de los muchos grupos que trataban de sobresalir y ganar un poco de dinero y un poco de prestigio.

El trío se convirtió en cuarteto, ya que se incorporo su hermano patrocinio, quien actuaba como cantante. Eran un conjunto de arpa, violín, guitarra y voz, pero la situación de ellos no mejoro, ya que además de una fuerte competencia, su aspecto eminentemente indígena, no les ayudaba.

El conjunto familiar se desintegró a causa de la muerte de Manuel, quien falleció en una riña de vecindad, al disputar con un rival el amor de una mujer.

Juventino encontró acomodo en algunos grupos musicales. A los quince años entró a trabajar a la orquesta que acompañaba a la prestigiada cantante Angela Peralta, con quien salió de gira por el interior del país, pero en Mazatlán se desintegró la compañía al ser atacada por una epidemia de cólera, muriendo víctima de este terrible mal la misma Angela.

Este hecho afectó mucho a Juventino, quien además tuvo que comenzar a buscar de nuevo acomodo en otra banda.

Como no había tenido oportunidad de realizar estudios musicales como hubiera deseado, aprovechó para ingresar al Conservatorio en 1885, con el fin de estudiar principalmente el violín y otros instrumentos.

El Dr. Manuel M. Espejel lo recomendó con el Dr. Alfredo Bablot, director del plantel.

Juventino se matriculó, y realizó entre otros estudios, el de solfeo con el Mtro. José Cornelio Camacho, y Teoría de la Música, con el Mtro. Máximo Valle.

Pero la suerte no lo acompañaba y a los pocos meses salió del Conservatorio; además su situación se agravó al quedar sólo en el mundo, ya que antes de 1885 habían muerto sus padres y su hermana.

Se refugió en el ejército y se alistó en una banda militar, pero no pudo soportar el rigor y disciplina que esta vida imponía, por lo que se retiró para tratar de dedicarse a lo que fue quizá su único y mayor gusto, la composición musical; poseía por naturaleza una extraordinaria capacidad y facilidad para ello.

Posteriormente pudo tocar para las clases adineradas, donde le eran solicitados valses y polkas, y al fin el jueves 5 de mayo de 1887, participó en un festival organizado en el Teatro Nacional para conmemorar la batalla de Puebla, con la asistencia del señor Presidente Don Porfirio Díaz y su gabinete.

Su actuación despertó el interés y el aplauso de todos, y aparecieron poderosos protectores que le abrieron el acceso a mejores posibilidades en su carrera como músico.

Sin embargo, esto llegaba ya un poco tarde porque la miseria lo había llevado al alcohol, y su vida presentaba períodos de intenso trabajo, tanto en su participación en orquestas y bandas, y en la composición, como períodos de borracheras, y de bandas y grupos callejeros.

En 1888 entró por segunda ocasión a estudiar al Conservatorio. En esta ocasión, tuvo como profesor, entre otros, a Lauro Beristain. Al poco tiempo, y posiblemente a su precaria salud y situación económica tuvo que volver a separarse del plantel.

En ese período compuso una marcha llamada "Cuauhtémoc", y en 1890, varias canciones donde utilizó como letra algunos versos del poeta mexicano Manuel Gutiérrez Nájera (1859-1895).

Entre sus obras se encuentran "Te Volví a Ver", "Seductora", "Sueño de las Flores" y "Ensueño".

El jueves 30 de octubre de 1890 se creó en la ciudad de México, la Sociedad Mutualista "Juventud Obrera", presidida por el Dr. Don Manuel M. Espejel, de la que Juventino fue miembro fundador. En la sesión inaugural ejecutó su marcha "Patria" y el vals "Ilusiones Juveniles", compuestas especialmente para esa ocasión.

Algunos amigos lo apoyaron para que integrara un grupo musical al estilo de Strauss, con él mismo como director y violinista; comenzó a ser reconocido por la alta sociedad como uno de los grupos más solicitados. Actuaba principalmente en dos sitios de recreo, Baños del Factor y la Alberca Pane, donde la esposa del dueño de uno de estos sitios, Doña Calixta Gutiérrez de Alfaro, recibió como regalo por el día de su santo, un vals que Juventino había titulado precisamente, "Junto al Manantial".

El compositor Miguel Ríos Toledano hizo el arreglo para piano, cambiándole el nombre antes mencionado, por el de "Sobre las Olas", con el que fue publicado por sus editores Wagner y Levien Sucs., quienes le pagaron por dos de sus obras, solamente cuarenta y cinco pesos.

El contrato de venta dice:

"Recibí de los Sres. A. Wanger y Levien, la cantidad de cuarenta y cinco pesos, valor de mis dos composiciones, "Lazos de Amor", chotis, y "Sobre las Olas", vals, de cuyas obras les vendo por la presente, la propiedad, para que hagan de ella el uso que mejor convenga".

México, febrero 7 de 1988. Juventino Rosas"

El vals se estrenó en 1891, y rápidamente se hizo famoso, aunque Juventino nunca obtuvo por esta obra, ni la fama, ni el dinero que en justicia le hubieran correspondido.

A los veintitrés años, Juventino Rosas se hizo famoso, no obstante, siguió siendo muy pobre, y en 1893 compuso un vals que tituló "Carmen", y que obsequió a Doña Carmen Romero Rubio de Díaz, esposa precisamente de Don Porfirio Díaz.

Ella lo aceptó halagada y encantada, y le obsequió, como muestra de su agradecimiento, un precioso piano de cola, que casi inmediatamente vendió Juventino, para poder pagar sus deudas más apremiantes. Sin embargo, este vals nunca obtuvo la popularidad que el otro.

Estaba ya en plena fama cuando su esposa, Juana Morales, lo abandonó. Entonces Juventino se fue a la casa de su amigo Fidencio Carvajal, que vivía en el pueblo de Cuautepec, por la Villa de Guadalupe. Ahí compuso tres danzas: "Juanita", "No me Acuerdo", "¡Qué Bueno!"

En 1894, al parecer en busca de mejores horizontes, o quizá debido a un desengaño amoroso, se embarco hacia Cuba con una compañía de zarzuela.

Al estar en gira por la isla, la compañía quebró, Juventino estaba ya muy enfermo de su mal hepático, por lo que recurrió al Dr. José Manuel Campos y Martínez, quien por recomendaciones del alcalde Don Manuel Torres, lo atendió en su Casa de Salud Nuestra Señora del Rosario, en Batabanó, cerca de La Habana. Se le atendió de manera gratuita.

El lunes 9 de julio de 1894, a los veintisiete años de edad, falleció según consta en el acta de defunción número 39, en donde se asienta que padecía mielitis espinal, padecimiento del que murió. Fue sepultado en aquel lugar. La inscripción en su lápida decía:

"Juventino Rosas. Violinista mexicano. Autor del célebre vals "Sobre las Olas". Falleció en Julio de 1894. La tierra cubana sabrá conservar su sueño".

Pero en 1909, a través de gestiones diplomáticas de su país, su cuerpo fue trasladado a la ciudad de México, donde fue recibido por los compositores mexicanos Miguel Lerdo de Tejada y Ernesto Elourdy, así como representantes del Ministerio de Educación Pública y Bellas Artes.

La empresa de ferrocarriles puso un carro especial donde se instaló la urna de mármol y dentro de ésta una de cristal con sus restos. Era viernes 16 de julio de 1909. A la llegada del tren, la urna fue llevada al Teatro del Conservatorio, en la calle de Puente de Alvarado. Ahí permaneció dos meses. Después lo llevaron en carroza al Panteón Civil.

En diciembre de 1939 sus restos fueron exhumados para llevarlos a la Rotonda de los Hombres Ilustres.

A continuación se listan algunas de sus obras: Chotis: "El Sueño de las Flores", "Julia", "Juventa", "Lazos de Amor" y "Salud y Pesetas". Danzas: "A Lupe", "En el Casino", "Juanita", "No me Acuerdo", "¡Qué Bueno!", "¿Y Para Qué?". Mazurcas: "Juanita", "Lejos de Ti", "Último Adiós". Polkas: "Carmela", "Flores de México", "La Cantinera", "Ojos Negros". Valses: "Amelia", "Aurora", "Carmen", "Dos pensamientos", "Ensueño Seductor", "Eva", "Flores de Margarita (Daisy's Flowers), "Ilusiones Juveniles", "Josefina", "Sobre las Olas", "Soledad", "Soñando", "A la Orilla de la Playa", "Dolores".

 
Repertorio de Juventino Rosas

 

 

CARMEN JOSEFINA
SOBRE LAS OLAS
   

 

  Obras de la 1 a la 3 de 3

 

 

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de esta biografía, siempre y cuando se mencione a la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), como la fuente.

 

 

Spacer
Preguntas Frecuentes
Spacer
Escuela de Composición de la SACM
Spacer
Escuela de Composición de la SACM
Spacer
A tu Salud
Spacer
A tu Salud
spacer
spacer
Votos
spacer
 
spacer
 
spacer