Spacer
Spacer Logo Spacer Logo Spacer
Spacer
Spacer
RSSSpacer SUBSCRIBETE A
NUESTRAS NOTICIAS
Spacer
Video
Spacer
Spacer

ISWC

 

Festival Artístico de Otoño

 

Beca María Grever

 

 

 

 

Fotografía de Manuel Esperón González

 

Manuel Esperón González

Manuel Esperón González nació el 3 de agosto de 1911 en la ciudad de México, en la colonia Guerrero, calle de la Estrella número 3. Su padre, don Manuel Esperón Alcalá, originario de Oaxaca, fue ingeniero civil especializado en minas y nieto del reconocido compositor oaxaqueño Macedonio Alcalá.

Su madre, doña Raquel González Cantú, de ascendencia francesa, fue pianista de concierto. De ella, consideraba el Mtro. Esperón, heredó la vocación por el piano y por todo lo relacionado con la música. Algo que le llamaba mucho la atención de niño era ver a su padre cantando acompañado por su madre al piano. También era primo-hermano del Mtro. Ignacio Fernández Esperón Tata Nacho.

Ese entorno familiar que vivíó desde su niñez lo llevó a tomar la carrera de músico y compositor. Comenzó a estudiar música a muy temprana edad guiado por su madre, y a los 14 años inició de manera formal sus estudios de piano y música. El piano lo aprendió con un maestro que fue muy querido para él, Alfredo Carrasco, quien fue el autor de la famosa canción Adiós.

Después de la preparatoria entró a estudiar ingeniería a la ESIME del Instituto Politécnico Nacional, que estaba en la calle de Allende, en el Centro Histórico del Distrito Federal. No duró más de tres meses, porque como él mismo expresaba: “para mí no se dio el asunto de la Ingeniería, aunque como mi padre fue ingeniero y mi hermano mayor también, yo consideraba que debería ser ingeniero, nada más que para mí la Ingeniería se reducía a hacer muy buenos dibujos para ambos ingenieros, ya que a ellos no se les daba el dibujo y yo era un buen dibujante. Decidí entonces hasta ahí llegar”.

También estudió dibujo, pintura, tallado y escultura, en la Academia de San Carlos, pero tuvo que dejarlos pues los dedos se le estaban endureciendo para el piano. Entró a la Escuela Popular de Música, que después se convirtió en la Escuela Nacional de Bellas Artes.

Profesionalmente empezó a componer en 1933, para la película La mujer del Puerto. Compuso la canción tema con letra de El Vate Ricardo López Méndez. También compuso algunas partes de la música de fondo.

A partir de esa película desarrolló su carrera como compositor en la cinematografía. Creó la música de fondo de más de 500 cintas y alrededor de 947 canciones. La última película que musicalizó el maestro Esperón fue con Vicente Fernández.

Manuel Esperón introdujo el mariachi al cine y los instruyó para que estudiaran música; de esa forma, él pudo acoplar la orquesta con el mariachi para los arreglos instrumentales de las películas.

Fue compositor de cabecera de los grandes ídolos del cine de la Época de Oro, entre los que destacaban Jorge Negrete y Pedro Infante. A él le tocó descubrir en Pedro Infante su gran valor de interpretación para la canción popular, y aunque Pedro quería cantar a la manera de Jorge Negrete, logró convencerlo de tomar el estilo que lo hizo triunfar.

Con él llegaron a la fama muchas canciones, en especial Amorcito Corazón, Mi Cariñito y A la Orilla del Mar; todas requerían de mucha expresión, sentimiento y profesionalismo, que Pedro supo expresar. Contana el maestro: “Pedro quería cantar como Jorge y lo convencí para que modulara y aprovechara esa media voz, y le puse de ejemplo que Jorge podía llevarle serenata a una muchacha que viviera en el octavo piso y ella lo podía escuchar perfectamente, pero que sí él le llevaba serenata a una muchacha que viviera en la planta baja, le iba a ir mejor, ya que le cantaría al oído y hasta besito sacaría. Entraba al estudio y sacaba adelante lo que se proponía, además era fácil trabajar con él”.

Manuel Esperón también descubrió Jorge Negrete, quien quería interpretar ópera, y nunca se imaginó cantando otro tipo de canciones. Al principio costó trabajo convencerlo de cambiar hacia otro género musical, y también a él lo convenció, y así lo escuchamos cantando Jalisco no te rajes, Cocula, Esos altos de Jalisco, Serenata Tapatía y muchas más.

Jorge tenía un carácter muy distinto al de Pedro, no obstante siempre mantuvieron una buena relación y desarrollaron juntos un trabajo que los llevó al éxito, tanto así que se convirtió en nuestro Charro Cantor. El Mtro. Esperón fue el sastre musical de Jorge Negrete y siempre tuvieron una gran amistad.

Trabajó con todos los artistas que hayan bailado y cantado en el cine, como María Félix, Elsa Aguirre, María Elena Marquez, Silvia Pinal, María Antonieta Pons, Libertad Lamarque, Irma Dorantes, Lola Beltrán, Ernestina Garfias, Antonio Aguilar, Luis Aguilar, Javier Solís, Manuel Capetillo, Demetrio González, Cantinflas, Tin Tán, Joaquín Pardavé y Alberto Vázquez, por nombrar sólo algunos.

El maestro Esperón contribuyó también en la industria fílmica de Hollywood. Trabajó para la Metro Golden Mayer, la Paramount y Disney. En esta última colaboró con el propio Walt Disney en la película Los Tres Caballeros, para la cual realizó toda la parte mexicana.

Antes de incursionar en el cine perteneció a la caravana artística de los Hermanos Soler. Con ellos recorrió parte del sureste de México y de Centro y Sudamérica. Presentaba variedades con los Soler que gustaban mucho al público. En una de esas actuaciones, en el teatro Raventos de San José de Costa Rica, le tocó ver la primera película sonora; era El Cantante de Jazz, con Al Johnson. Entonces pensó “tengo que entrar a esta industria, tengo que dedicarme al cine a como dé lugar”. Era 1929… En 1933 se cumpliría su sueño.

Decidió entonces despedirse de la familia Soler para regresar a México y ponerse a estudiar música de alto nivel: instrumentación, armonía y contra punto, además de otras muchas cosas. Supuso que eso era indispensable para entrar a trabajar al cine, estudió durante cinco años, y entonces lo llamaron para participar en La mujer del Puerto.

Esperón recordaba con nostalgia y cariño cuando sus inicios los realizó en el cine mudo, en cines como el Orfeón, Olimpia, Principal, Ideal, Alcázar, Rialto y muchos más, que presentaban variedades. Proyectaban una película y de repente aparecía un letrero en la pantalla que decía “Sigue la variedad”. Se detenía la película, encendían las luces y los artistas entraban. Ahí acompañó a muchos de ellos, como a Juan Arvizu, Maruca Pérez, Néstor Mesta Cháirez, Ana María Fernández y muchos más. También había concursos de valses y en determinados cines había orquestas, esos eran conocidos como Dancing. “Eran orquestas enormes, preciosas. No había cine sonoro todavía. En cuanto éste empezó, se acabó todo aquello”, rememora el Mtro. Esperón.

Comentaba el maestro: “muy poco se habla de toda esa época y de lo que en ella se hizo; época a la que califica como muy superior y que dio origen a mucho de lo que pasa hoy en día, y sólo comparable a lo que se hace con el apoyo de grandes avances tecnológicos aplicados al mundo de la música y del cine, como lo es la ambientación, la calidad del sonido, así como su separación en un número enorme de canales, iluminación, escenografías, etc., todo esto con el apoyo de los avances electrónicos, como la computación”.

Decía que al entrar el cine sonoro, además de escuchar a los actores hablar, la película adquirió otra dimensión a través de la música de fondo, que hace destacar el argumento, el suspenso, el temor, el romance y el amor.

En más reflexiones sobre lo que fue su afición y su vocación más grande en la vida, el Mtro. Esperón comentaba: “Me entusiasma oír música. Escucho de todo, aunque hay cosas que no me gustan, autores con los que no comulgo ni comulgaré nunca. Me gusta escuchar orquestas de Jazz. Disfruto oír la música de las grandes orquestas, como la de Gonzalo Curiel, lo mismo que la de Luis Arcaraz, eran orquestas de esas que pocas veces se han juntado. Ese tipo de música me gusta mucho, la sigo oyendo, admiro a los grandes ejecutantes de los instrumentos, siempre ha habido buenos y hoy en día hay muchos que son magníficos.

“En esto de la música no hay que olvidar que una cosa es el impacto y otra es el éxito. El impacto se puede dar con una porquería enorme, algo del momento, pero que no pasa, y otra es cuando la gente asimila, cuando le gusta y que después continúa en la aceptación del público por mucho tiempo o para siempre.

”Me da mucho gusto que mis canciones se sigan escuchando y sobre todo que las interpreten grandes figuras como Yuri, con El Apagón, una canción que hace muchos años fue éxito con Toña La Negra; Eugenia León, Thalía, Tania Libertad, Aída Cuevas, Alberto Vázquez, Julio Iglesias, Plácido Domingo y Luis Miguel, por mencionar sólo algunos”.

El Mtro. Esperón compuso la música de canciones con letra de Ricardo El Vate López Méndez, Pedro de Urdimalas, Felipe Bermejo y Zacarías Gómez Urquiza, entre otros importantes autores. Mención aparte merece Ernesto Cortázar, con quien creó la mayor parte de sus canciones y el famoso binomio Esperón y Cortázar.

Las películas más importantes para las que el Mtro. Esperón escribió las bandas sonoras y los temas principales son: Nosotros los Pobres, Ustedes los Ricos, Los Tres García, Las Abandonadas, Una Carta de Amor, Me he de Comer esa Tuna, Ojos de Juventud, Yo bailé con Don Porfirio, La muerte enamorada, Gran Casino, Por tu maldito amor y Mi querido viejo.

Trabajó con todos los directores de cine y realizó la música de las películas en todas las salas de grabación de los estudios cinematográficos.

También creó arreglos sinfónicos de la música popular mexicana, así como de sus canciones más importantes y de otros compositores mexicanos, como Guty Cárdenas, Ricardo Palmerín, Pepe Guízar, José Alfredo Jiménez, Alfredo Carrasco y Agustín Lara, entre otros.

A lo largo de la historia se han presentado numerosos conciertos con la música del Mtro. Esperón y se estrenó a nivel internacional su Rapsodia titulada México 1910, que contiene música mexicana de la Revolución, desarrollada a nivel orquestal y coral.

Otro de sus trabajos más sobresalientes es el arreglo de los Valses Clásicos del México Romántico, para orquesta sinfónica, coro mixto de cien voces y soprano coloratura.

Cabe mencionar que la primera serie de estos conciertos fue presentada con gran éxito bajo la batuta del afamado Director Sergio Cárdenas, en uno de los recintos más importantes en la ciudad de México, la Sala Nezahualcóyotl, así como en diversas ciudades del interior de la República, como Querétaro (Auditorio Josefa Ortiz de Domínguez).

Don Manuel se describía como una persona a la que le gusta mucho estar con su familia, viajar, ir al cine, al teatro, la ópera, los conciertos; disfruta todo genero de música, siempre y cuando esté bien hecha; en fin, se consideraba una persona culta que le ha gustaba mucho leer, sin llegar a ser un intelectual; hablaba inglés perfectamente, y el francés e italiano los entendía asimismo.

Se consideraba un viajero irredento. Viajó a medio mundo y gran parte lo recorrió en automóvil. En 1927 compró su primer coche, un Ford pequeño, y a partir de entonces comenzó en él ese gusto por los automóviles.

Su tiempo libre lo compartía entre su casa de México y su Quinta Amorcito Corazón, en Cuernavaca, al lado de su esposa Doña Beatriz, con quien estuvo casado más de cuarenta años, y sus hijas Maigualida, Flor de Azalea y Graciela, que fueron su orgullo, así como sus nietos Alejandro, Fernanda, Valentina y Manuelito y sus biznietos Julián y Nicole, quienes llenaron su vida.

El Mtro. Manuel Esperón aunque retirado del cine, se dedicó a la música con la creatividad y el ritmo de trabajo que siempre lo caracterizaron.

Su pasión por la música, a la que dedicó toda su vida, le valieron comentarios como los siguientes: “Manuel Esperón hace caudaloso el río de la música mexicana”: Sergio Cárdenas; “El Mtro. Esperón le ha puesto fondo musical a México”: Pedro Ferriz; “La música del Mtro. Esperón tiene identidad mexicana”: Jacobo Morett; “Manuel Esperón es el tesoro viviente y la leyenda más gran de la música mexicana, que aún tenemos los mexicanos”: Armando Manzanero.



PRESEAS Y RECONOCIMIENTOS:

1941.- El equivalente al Ariel, otorgado por los Periodistas y Cinematográficos, por la película Ay Jalisco no te rajes. Medalla de Oro RCA, por el manejo de la Sala de Grabación y Consola de Sonido en los desaparecidos Estudios Clasa, como Director de Grabaciones. Premio especial del Periódico Excélsior por la canción Cocula, en la película El peñón de las ánimas. Placa de plata por Allá en el rancho grande.

1945.- Ariel por la música de la película Cantaclaro.

1953.- Ariel por la musicalización de la película Cuando me vaya, basada en la vida de la compositora María Grever.

1958.- Medalla de Oro Gonzalo Curiel, que otorga la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), por 25 años consecutivos de composición de playbacks para cine. Medalla de Oro Mario Talavera, otorgada también por la SACM, por 25 años en la composición de música para películas.

1966.- Nombramiento por el Gobierno de Jalisco, como Hijo Adoptivo del Estado y de la ciudad de Guadalajara, en virtud del éxito de la producción musical dedicada a enaltecer a este Estado. Se devela la placa Manuel Esperón, en el Parque Agua Azul, de la ciudad de Guadalajara. Recibe un Diploma y Batuta de Plata por parte del Gobierno de Arandas, Jal., por su canción del mismo título.

1976.- Recibe la Lira de Oro, máximo galardón del Sindicato Único de Trabajadores de Música (SUTM), como reconocimiento a su labor en pro de la música mexicana. Recibe el premio Heraldo, por parte del periódico del mismo nombre, en reconocimiento a su larga trayectoria y a su apoyo hacía la música mexicana.

1983.- Le otorgan la presea Quetzalcoátl, instituida por la Dirección de Cinematografía, por 50 años de labor ininterrumpida en el cine nacional.
1984.- Recibe la Medalla al Mérito Cinematográfico Salvador Toscano, creada en honor al ilustre pionero de la cinematografía mexicana, la cual se concede anualmente por la Dirección de Cinematografía, siendo sus anteriores destinatarios el fotógrafo Gabriel Figueroa y el director Emilio Fernández, así como los directores Juan Bustillo Oro y Miguel Zacarías.

1985.- Le otorgan la Medalla de Oro SACM Agustín Lara, por más de 50 años dedicados al cine ininterrumpidamente. También el galardón nacional Ocho Columnas de Oro, por parte de la Universidad de Guadalajara.

1989.- Reconocimiento y Medalla de Oro, por Trayectoria Autoral y defensa de los intereses de los compositores, otorgada por el Consejo Directivo de la SACM.

1990.- Recibe del Presidente de la República Mexicana, el Premio Nacional de Ciencias y Artes, el más alto galardón que se entrega a los personajes cuya labor haya influenciado de manera decisiva a nuestro país. Le es otorgada la Diosa de Plata de Pecime (Periodistas Cinematográficos de México). El honorable Ayuntamiento de la ciudad de Guadalajara le entrega un Diploma y una Medalla de Oro, por 57 años de creación artística en beneficio del Estado de Jalisco y de la ciudad de Guadalajara. Le es concedido el ingreso al Salón de la Fama, por el COMEDEP.

1993.- Recibe nuevamente el premio Heraldo y el Calendario Azteca de Oro de la AMPRyT (Asociación Mexicana de Periodistas de Radio y Televisión).

1994.- Reconocimiento por parte de la Universidad de las Américas (Puebla).

1996.- En Cocula, Jalisco, es invitado para colocar la primera piedra de la primera escuela de Mariachi que lleva su nombre.

1995.- Recibe el Ariel Especial de Oro, de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas.

1998.- El Instituto Politécnico Nacional le realizó un homenaje en el cual se develó una placa en su honor. En agradecimiento, el Mtro. Esperón regaló al Politécnico la música para su Himno, el cual había sido escrito años atrás por el poeta Carlos Pellicer. También le rindieron un homenaje organizado por Diana Negrete y la Asociación Nacional de Charros, en conmemoración a sus 65 años de trayectoria.

1999.- Plasma sus manos en el Paseo de las Luminarias en la Plaza Galerías de la ciudad de México. Le otorgan la Credencial de Oro como miembro distinguido de la Sociedad de Autores y Compositores de México, por su fecunda producción musical. Recibe nuevamente el Premio Nacional para la Cultura y las Artes, de manos del Presidente de la república.

2002,- Recibe la Medalla Gran Orden de Honor Nacional al Mérito Autoral.

2009.- Recibe un homenaje especial en la entrega de los el Premios OYE a lo mejor de la Música Latina. En Cuernavaca, Morelos, autoridades de ese estado y el Instituto de Cultura honran sus 75 años de trayectoria en la creación musical.


En los Estados Unidos de América el Mtro. Esperón ha recibido los siguientes reconocimientos:

1983.- Recibe el título Señor Internacional, en representación de México, de manos de Henry Cisneros, por parte de los Estados Unidos.

1986.- Recibe del Alcalde Tom Bradley un reconocimiento de la ciudad de los Ángeles, California.

1995.- Reconocimiento por parte de los Miembros del Concilio Richard Alatorre, en Los Ángeles, California.

1997.- Su canción No volveré es premiada por BMI, por ser la canción mexicana más difundida y popular en los Estados Unidos de Norteamérica.

1998.- El 12 de junio, se llevó a cabo en el Morton H. Meyerson Symphony Center, en Dallas, Texas, el sexto Festival de Música Hispanoamericana, al cual fue convocado a participar como invitado de honor, en representación de México, con tres de sus arreglos sinfónicos: Potpourrit Manuel Esperón y Amorcito Corazón, ambas de su autoría y el Son de la Negra, ejecutados por la Dallas Symphony Orchestra, dirigida por el Mtro.Germán Gutiérrez.
El 10 de julio se instituyó el Día de Manuel Esperón en la ciudad de Albuquerque, Nuevo México, enmarcado en los eventos del Festival del Mariachi, en donde también se le otorgó un retrato y una placa que fueron colocados en la Universidad de Nuevo México, en Albuquerque.

2004.- Recibe el Trustees Award (Premio del Consejo Directivo), de la Academia Latina de la Grabación (Latin Grammy).

El nombre del compositor Manuel Esperón figura en dos enciclopedias: Selecciones de Reader’s Digest y Uteha.

Por varios años, el Mtro. Esperón perteneció al Consejo Directivo de la Sociedad de Autores y Compositores, presidida por los maestros Roberto Cantoral y Armando Manzanero.

A unos meses de cumplir 100 años de edad, el Mtro. Manuel Esperón dejó de existir el 13 de febrero de 2011, víctima de un paro cardiaco, dejando un legado artístico que enriquece el acervo musical de México.











CANCIONES DE MANUEL ESPERÓN

INTERPRETADAS POR JORGE NEGRETE


AY JALISCO NO TE RAJES (1)
ASI SE QUIERE EN JALISCO (1)
ESOS ALTOS DE JALISCO (1)
COCULA (1)
NOCHE PLATEADA (1)
SERENATA TAPATÍA (1)
MAIGUALIDA (1)
FLOR DE AZALEA (2)
TEQUILA CON LIMON (1)
ME HE DE COMER ESA TUNA (4)
EL DIA QUE ME QUIERAS (5)
CARTA DE AMOR (1)
HASTA QUE PERDIO JALISCO (1)
BONITA GUADALAJARA (3)
EL AHIJADO DE LA MUERTE (1)
TRAIGO UN AMOR (1)
CUANDO QUIERE UN MEXICANO (1)
DULCE PATRIA (1)
LA CANCION DE LOS VAQUEROS (1)
YO SOY MEXICANO (1)
EL CHARRO MEXICANO (1)
FIESTA MEXICANA (1)
EA EA LA COQUETA (1)
EL CORRIDO DE JORGE TORRES (1)
QUE TE CUESTA (1)
AMOR CON AMOR SE PAGA (1)
AUNQUE LO QUIERAN O NO (1)
Y DICEN POR AHÍ (1)
AUNQUE ME CUESTE LA VIDA (1)
CHAPARRITA CUERPO DE UVA (1)
AL DIABLO CON LAS MUJERES (1)
COPLAS DE DOS TIPOS DE CUIDADO (6)
COPLAS DE RET. CUANDO QUIERE UN MEXICANO
EL SUEÑO (1)
PERO POR DESGRACIA MI GITANA (1)
TAL PARA CUALVEN (1)

En coautoría con:

(1) Ernesto Cortázar
(2) Zacarías Gómez Urquiza
(3) Antonio Guzmán
(4) Dominio Público
(5) Amado Nervo
(6) Pedro de Urdimalas (Jesús Camacho Villaseñor)

INTERPRETADAS POR PEDRO INFANTE

AMORCITO CORAZON (3)
A LA ORILLA DEL MAR (1)
FLOR DE AZALEA (2)
MI CARIÑITO (3)
MIA (4)
NO VOLVERE (1)
SERENATA TAPATÍA (1)
NOCHE PLATEADA (1)
MALDITA SEA MI SUERTE (3)
YO SOY QUIEN SOY (4)
AMORCITO DE MI VIDA (1)
NECESITO DINERO (1)
OSITO CARPINTERO (4)
PERDON, NO PIDO (3)
EL DESINFLE (4)
DICEN QUE SOY MUJERIEGO (3)
MI AMOR SE ME FUE (1)
ARREJÚNTATE PRIETITA (4)
LA MOTIVOSA (1)
AQUÍ VIENEN LOS MARIACHIS
YO SOY FRONTERIZO
MI CONSENTIDA (3)
VENTANITA REJA DE ORO (4)
EL AGUILA O SOL (1)
EL AZOTON (1)
EL AVENTURERO (1)
ME VOY POR AHÍ (1)
MI SUERTE ES CHAPARRA (3)

En coautoría con:

(1) Ernesto Cortázar
(2) Zacarías Gómez Urquiza
(3) Pedro de Urdimalas (Jesús Camacho Villaseñor)
(4) Felipe Bermejo


CANCIONES DE SIEMPRE

LA MUJER DEL PUERTO (1)
GUADALAJAREÑA (2)
PURA TAPATÍA (3)
EL APAGON (2)
MI AMOR SE ME FUE (2)
ARANDAS (2)
ARREGLO PARA SOPRANO Y ORQUESTA SINFONICA DE VALSES MEXICANOS

En coautoría con:

(1) Ricardo López Méndez
(2) Ernesto Cortázar
(3) Antonio Guzmán

 
Repertorio de Manuel Esperón González
Siguiente Último

 

 

A LA ORILLA DEL MAR A LAS SIETE DE LA NOCHE
A SABLAZO LIMPIO MF ABANDONADAS LAS MF
ABANICO ABANICO DE LADY WINDERMERE EL MF
ACA LAS TORTAS MF ACAPULQUENA MF
ACARICIAME ACORRALADO MF
ACUERDATE DE VIVIR MF ADAN EVA Y EL DIABLO MF
ADIOS CARINITO ADIOS ADIOS JUVENTUD MF
ADIOS MI AMOR ADIOS MI CHAPARRITA MF
ADIOS MUJER ADMINISTREME USTED
AGARRANDO PAREJO MF AGENTE VIAJERO EL MF

 

  Obras de la 1 a la 20 de 896

 

 

 

Se autoriza la reproducción total o parcial de esta biografía, siempre y cuando se mencione a la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), como la fuente.

 

 

Spacer
Preguntas Frecuentes
Spacer
Escuela de Composición de la SACM
Spacer
Escuela de Composición de la SACM
Spacer
A tu Salud
Spacer
A tu Salud
spacer
spacer
Votos
spacer
Comunicado
spacer
 
spacer