Sociedad de Autores y Compositores de México
Facebook Twitter Instagram
RSS Newsletter

Nuestros socios y su obra


Armando Manzanero

Armando Manzanero

En 1997 alguien se acordaba de 1967. Y era nada menos que Carlos Monsiváis, quien entonces decía: “Cuando ya se da al bolero jubilado por la acción del rock y la balada norteamericana, arraiga una voz inesperada, sin el ímpetu decorativo de los tenores, ni la plenitud arrabalera de los cantantes de la Sonora Matancera, con la intuición semijazzística que clarifica a la canción romántica. A los éxitos del inicio (No y Adoro) suceden otros temas llamados a la permanencia: Esta tarde vi llover, Aquel señor, Voy a apagar la luz, Mía, Contigo aprendí, Somos novios y los que cada uno evoque en este momento. Entre otros, Elvis Presley,               Carmen Mae Rae y Dionne Warwick graban en inglés a Manzanero       (Yesterday/I saw the city,/Full of shadows, without pity), y una sensibilidad poderosa impregna a un público deseoso de melodías que ya no le abandonen, de letras que lo relacionen con el afán de sentimientos hondos y declarativos.

Treinta años después, el sitio de Manzanero lo ocupa irrefutablemente Manzanero. Pianista consumado (“El piano siempre ha sido el amor de mi vida, mi eterno compañero, el señor que me ha dado todo”), conocedor exhaustivo de la tradición bolerística de América Latina, promotor de la sobrevivencia de la pareja en tiempos de rutinas y “pasiones eternas” a plazo fijo, Manzanero sabe integrar sus canciones a la vida emocional de sus oyentes. Como yo te amé, o los éxitos más recientes: No sé tú y Nada personal por ejemplo, prueban la calidad de un maestro de las armonías, del autor de  las declaraciones de amor como declaraciones de bienes anímicos, del responsable de la serenata interminable que un solo bolero contiene. Con impulso sostenido, Manzanero hace del trabajo constante su fuente de inspiración, de la inspiración uno más de sus recursos estilísticos, de los tres o cuatro minutos de cada canción el paisaje donde la melodía compleja y las frases sencillas hacen inevitable el enamoramiento del amor. La pareja ríe, coteja emociones y suspira, el solitario o solitaria se divierten, y el piano de Manzanero es la gran plataforma de lanzamiento hacia el recuerdo de lo todavía no vivido, hacia la metamorfosis de los sentimientos intransferibles”.

Parece que fue ayer…

Nada hay en la vida de Armando Manzanero que no remita a su música armónica, sin escándalos y esencialmente ordenada; su trayectoria ha transcurrido desde su nacimiento, el 7 de diciembre de 1935, hasta sus más recientes producciones, con muchas más luces que sombras y bajo la constante indiscutible del trabajo, el oficio y la disciplina.

Manzanero nació en la ciudad de Mérida, capital del Estado de Yucatán, en México, cuna de numerosos compositores y terreno fértil para trovadores, inspirados y románticos. Hijo de uno de los músicos fundadores de la orquesta Típica Yucalpetén, Manzanero estuvo cerca de la música desde su llegada al mundo.

Comenzó a estudiar en la Escuela de Bellas Artes de Mérida a los ocho años de edad, y posteriormente recibió formación musical de maestros como: Mario Ruiz Armengol, Chucho Zarzosa y Vicente Garrido, en la ciudad de México.

Aunque compositor de siempre (mucho se ha hablado de su primera canción Nunca en el Mundo, que data del año de 1950 y de la que se han realizado más de 20 versiones), Manzanero comenzó a dedicarse profesionalmente a la música en 1957, como pianista, en Mérida.

Luego se trasladó a la ciudad de México, donde fue acompañante de intérpretes reconocidos del horizonte musical de nuestro país, como: Lucho Gatica, Pedro Vargas, Carmela y Rafael, Luis Demetrio, Daniel Riolobos y José José, entre otros.

Ese mismo año, comenzó a trabajar como promotor de la editora musical EMMI y Director Musical de la CBS Internacional (hoy SONY).

Fue desde entonces, y gracias a virtudes como la sensibilidad, la creatividad y la visión, cuando comenzó su labor de productor musical, actividad en la que continua hasta hoy. Entre los primeros, destacan los de La Sonora Santanera y Sonia López,  en los años 60, los de Angélica María, además de música para cine. En años más recientes, entre otros artistas cuyas producciones han estado en manos de Manzanero, están: María Conchita Alonso, los españoles Amaya, Dyango y Presuntos Implicados; los mexicanos Luis Miguel y Carlos Cuevas. Además trabajó para Hollywood en la producción musical de No sé tu para la película Speechless.

Todos los caminos…

A la par que el Manzanero pianista, intérprete o productor, el Manzanero compositor comenzó también desde muy pronto, o quizá antes que los “otros tres”. Si tomamos en cuenta que su primera canción grabada, como ya mencionamos, es Nunca en el Mundo que data de 1950, que en 1957 Boby Capó grabó Llorando Estoy y que el mismo Lucho Gatica grabó Voy a apagar la luz; por lo que entonces se puede hablar de más de medio siglo de canciones de Manzanero sonando en la radio y cantadas por innumerables voces. Estas primeras grabaciones constituirían el principal acceso para el Mtro. Manzanero a su reconocimiento como compositor internacional.

Por eso no debe sorprender, saber que ha escrito más de 600 canciones y que de ellas más de 50 han obtenido fama internacional.

En 1959, grabó su primer disco con canciones de su autoría, y en 1969, Carlos Lico colocó su balada No, en los primeros lugares de las listas de popularidad de Latinoamérica.

Además sus canciones, tanto en versiones originales o traducidas, han sido interpretadas por voces como las de: Hedí Gorme, Jhonny Marthis, Paul Muriat, Raphael, Tony Bennet, Frank Sinatra, Elvis Presley, Elis Regina, María Medina, Angélica María y Luis Miguel.

En los años 90, estuvo a cargo de varios soundtracks de telenovelas, como: Nada Personal y Mirada de Mujer, ambas de Televisión Azteca, por mencionar algunas.

Y en el 2000 se grabó el disco Duetos, como homenaje de los artistas para Armando Manzanero, interpretando sus canciones, él mismo con importantes voces del pop contemporáneo como: Alejandro Sanz, Malú, Presuntos Implicados, La Barbería del sur, Miguel Bosé, Ariel Roth, Lolita, Café Quijano, La Unión, Cómplices, Lidia, Pancho Céspedes, Ricardo Montaner, Juan Pablo Manzanero, Lucero y Edith Márquez.

Lo más trascendente, sus canciones se siguen escuchando una y otra vez en las guitarras anónimas de quien regala una serenata, del bohemio que lleva la alegría a una fiesta familiar o del pianista que en armonías distintas, hace cantar a su instrumento, la música de Manzanero.

Felicidad…

Aunque son muchos, no está de más recordar brevemente los reconocimientos a los que ha sido merecedor el maestro Manzanero:

·      Quinto lugar en el 1er. Festival de la Canción en el Palacio de la Bellas Artes, en 1962.

·      Primer lugar en el 1er. Festival de la Canción de Miami, con el tema Cuando estoy Contigo,  en 1965.

·      Reconocimiento internacional a su disco A mi amor, con mi amor, que incluye 12 temas.

·      Somos novios, grabada por Perry Como, con el título de Its Imposible, fue nominada para un premio Grammy, en 1970.

·      En 1978, durante el Festival de Mallorca, obtuvo el 1er. lugar con la canción Señor Amor,  interpretada por Dulce.

·      Entre 1978 y 1982, en Tokio, Japón, con: Es mi corazón un vagabundo y Corazón amigo,  éxitos en el Festival Yamaha.

·      En 1993, obtuvo premio A la excelencia, por su trayectoria artística otorgado por la Billboard Magazine.

·      En 1994, sus melodías: No sé tú y Adoro acapararon todos los premios a nivel mundial, los más importantes el ASCAP y el Billboard, como las melodías más escuchadas durante el año.

·      En el 2001, el disco Duetos ganó el Grammy Latino en la categoría: Mejor álbum vocal pop para grupo o dúo”.

·      En enero del 2014, la Academia de la Grabación le reconoce otorgándole el Lifetime Achievement Award Grammy a la Trayectoria Artística, siendo el quinto artista latinoamericano, y el primer mexicano en recibir el Grammy.

Cuando estoy contigo…

Con sus presentaciones en vivo, Manzanero sigue vigente, cercano al público que lo ha seguido durante largo tiempo. Así ha recorrido el Continente Americano y el mundo entero. Sus presentaciones en vivo han sido en el Lincoln Center y Madison Square Garden, en Nueva York; el Memorial en Sao Paulo Brasil; Canecao en Río de Janeiro; Teatro Colón en Argentina; Sport Arena en California; Teatro Colsubsidio en Colombia; teatro Teresa Carreño de Caracas y la Sala Nezahualcóyotl en México, por mencionar algunas.

En el año 2000, apadrinó cinco conciertos en su natal Mérida, en los que presentó a artistas, con motivo de la designación de ésta ciudad como la Capital Americana de la Cultura en ese año.

Todavía…

Mucho más allá de la Leyenda viviente, del autor de canciones y productor de discos ganadores de premios Grammy, y tener un nombre iluminado por el éxito, no obstante de estar considerado como uno de los máximos exponentes de la música latina y el bolero moderno, Manzanero es en esencia, el mismo compositor, y el mismo autor al mismo piano; con la misma voz que sugiere suavemente y dice al oído las letras de sus canciones tan íntimas que quien las oye, llega a veces a imaginar que fueran escritas especialmente para sí.

Manzanero dice: “El mejor idioma para el amor son las canciones”, y este idioma ha hecho trascender: Contigo Aprendí, Mía, Adoro, Esta tarde vi llover, Un loco como yo, Voy a apagar la luz, Todavía, Como yo te amé, No, Somos novios, Parece que fue ayer, Cuando estoy contigo, Te extraño, Señor amor, y recientemente: Por debajo de la mesa, No sé tú, Nada personal y Antes de, después de, que con muchas más forman parte ya, seguramente, de los cancioneros íntimos de numerosas personas.

Dice Nacho Mañó: “Lo bueno de Manzanero es que todo cuadra en su persona, cuando uno escucha sus canciones y conoce a la persona es auténtico, verdadero. Armando es una persona de sensibilidad extraordinaria, es un ser que irradia lo que irradian sus canciones. Tiene lo que sólo los grandes creadores poseen: una fórmula que nace de la intuición y un vocabulario musical mediante el cual ha elaborado un concepto original del bolero contemporáneo que él se ha inventado. Manzanero forma parte de esa gente que ama la música de la manera más profunda, disfrutando al cantar, tocar el piano y escribir canciones”.

Ganador de Grammy en el 2002,  por Duetos I, como el mejor disco del año de duetos.

En el Instituto Mexicano de la Radio, tiene un programa desde hace 18 años que se transmite por la XEB la “B” grande de México, primera estación que transmitió en la ciudad de México.

El programa se llama Manzanero presenta, además  de contar con distinguidos invitados,  el Maestro deleita al  público con su charla amena y recreativa.

De 2004 a 2006, tuvo un programa de TV en el Canal 22, El Estudio de Manzanero. Cumplió su primera temporada con gran éxito, recibiendo a artistas tanto nacionales, como internacionales, entre ellos: Miguel Bosé, Marco Antonio Muñiz, Alejandro Sanz, Angélica María, Raphael y Alberto Cortés; teniendo como objetivo principal ser una plataforma para que nuevos artistas y compositores tuvieran un foro donde exponer su trabajo, ya que para el Mtro. Manzanero ha sido prioridad apoyar  y ayudar a los compositores, así como  a los artistas.

No obstante de su apasionada actividad creativa, el Mtro. Manzanero se compromete con la misma pasión desempeñando los siguientes cargos:

A partir de diciembre de 2007, se desempeñó como Presidente Adjunto del Consejo Directivo de la Sociedad de Autores y Compositores de México.

Desde  el mes de agosto del 2010,  asumió el  cargo de Presidente  del Consejo Directivo de la Sociedad de Autores y Compositores de México, tarea que desempeña, luchando por la defensa del Derecho de Autor.

 

Reportajes


Repertorio de Armando Manzanero


Se autoriza la reproducción total o parcial de esta biografía, siempre y cuando se mencione a la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), como la fuente.