SACM    FAQ

Busca, encuentra datos y fechas, entérate de nuestra historia musical. Navega en la línea de tiempo y pasea a través de los años, de la música y de nuestros compositores.

Panorama de la MúsicaNúñez Montes Francisco

Francisco Núñez Montes Francisco Núñez Montes es compositor, pianista concertista, director de orquesta, experto en técnica y repertorio operístico, lied y oratorio, así como investigador educativo y sobre teoría musical y análisis, promotor y generador de instituciones. Núñez Montes nació en La Piedad, Michoacán, el 14 de febrero de 1945. Se inició a la música a los tres años de edad trabajando la teoría, el solfeo y el canto gregoriano como miembro del coro infantil de su ciudad natal, en el que destacó como solista. A los siete años se mudó a Uruapan, donde comenzó sus estudios de piano y órgano, continuando con la actividad coral e iniciándose en la dirección coral bajo la asesoría de los maestros Santiago Cendejas, Gonzalo Gutiérrez y Alfonso Vega Núñez, todos ellos alumnos de Miguel Bernal Jiménez y Romano Piccuti. Su preparación se reforzó con incursiones que ha realizado en diversos momentos al Conservatorio de las Rosas de Morelia. Comenzó sus trabajos en el análisis, la armonía, en contrapunto y la composición a los ocho años con Gonzalo Gutiérrez, con quien desarrolló su preparación pianística, la lectura a primera vista y el transporte, junto a la polifonía vocal clásica. A los 11 años, impulsado por Gonzalo Gutiérrez, Núñez Montes viajó a Tacámbaro para continuar su formación como pianista y compositor con Gerhard Muench, abordando el trabajo de Alexander Scriabin, Federico Chopin y la obra lisztiana, principalmente. A los 17 años, Francisco Núñez Montes decide mudarse a la ciudad de México para ingresar a la Escuela Nacional de Música de la UNAM, donde estudia el órgano bajo la guía de Jesús Estrada. Acude a las clases de análisis, contrapunto y composición de Filiberto Ramírez, y el trabajo coral con Juan D. Tercero. Carlos Vázquez, discípulo de Manuel M. Ponce y de Egon Petri, funge como guía de Núñez Montes para el perfeccionamiento del piano, graduándose así como concertista en el Conservatorio Nacional de Música. Francisco Núñez Montes recibió cursos de perfeccionamiento de: Bernard Flavigny, Jorg Demus, Américo Caramuta, Gyorgy Sandor y Regina Szmensdianka. Continuó con el estudio del canto con Ángel R. Esquivel, en cuya cátedra se convirtió en pianista repertorista de todos sus alumnos. En 1964 acudió al Curso de Perfeccionamiento de Montserrat Caballé. En esa misma área, en 1975 viajó a Santa Bárbara, California, donde perfeccionó sus estudios en técnica vocal y docencia con Martial Singher. En el Bárbican Center de Londres, Inglaterra, en 1980 trabajó el perfeccionamiento en la docencia del bel canto con Peter Harrison y en la Guildhall School of Music. En ese mismo año realizó estudios de psicoacústica con el Dr. Eduardo Castro Sierra en la Escuela Superior de Música el INBA. En 1964, Francisco Núñez Montes ingresó al Taller de Composición del Mtro. Carlos Chávez, graduándose como compositor. Su formación atendió el dominio total de los estilos barroco, clásico, impresionista y contemporáneo, por lo que incursionó en la música de la era tecnológica tras concluir el estudio tradicional del Conservatorio a los 18 años. De forma colateral pero intensivamente, Núñez Montes realizó estudios acerca de la música concreta y electrónica con Andrés Levin Richter y Mario Davidovski. Recibió un curso especial de Jean Etienne Marie, de la Ecole Normal de París, asistente de Pierre Schaeffer, y uno más sobre música concreta y clectrónica con Pierre Henry. Como parte del taller de Carlos Chávez, el ingeniero Raúl Pavón Sarrelange fue su guía en música electrónica y en acústica. Entre 1964 y 1968, Francisco Núñez Montes asistió a los cursos de composición contemporánea de Karl Heinz Stockhausen, de Gyorgy Ligeti, Kristov Penderecki y Luciano Berio. Asimismo, en 1988 cursó estudios en el IRCAM de París, Francia, acerca de los sistemas personales que incorporan la computadora a los trabajos de composición, labor que fue apoyada por Andrew Gerzo, asistente personal de Pierre Boulez, al tiempo que se inscribe al curso especial sobre el manejo de las percusiones en la composición, impartido por Georges Gaber. Con el propósito de incrementar sus conocimientos en computadora y música, en 1990 Núñez Flores participó en los Seminarios de la Universidad de Stanford, California. Adicionalmente a su formación escolar básica y media superior, a los 13 años Francisco Núñez Montes comenzó sus estudios de italiano, que a la postre se convirtió en su segunda lengua. Otros idiomas en los que incursionó fueron francés, inglés y alemán. Como parte de su formación media-superior realizó estudios en humanidades clásicas, sobre todo las lenguas clásicas antiguas: latín y griego, además de filosofía, historia del arte, y literatura e historia. Desde los 11 años y en lo que corresponde a dirección orquestal, Núñez Montes contó con las bases de la técnica de la dirección coral. Sus primeros cursos los recibió en 1967 por parte de Francisco Savín en el Conservatorio Nacional de Música, adentrándose en la técnica de batuta. Ernst Huber–Contwig, discípulo de Karajan, llegó a México y estudió con Núñez Montes la problemática de la música contemporánea. Con León Barzín perfeccionó su técnica en dirección orquestal y participó en los cursos de Igor Markevitch. Mientras que su trabajo en orquestación y manejo de las cuerdas fue apoyado, en el violoncello, por el Mtro. Imre Hartman; en el violín su formación se consolidó con los cursos del Mtro. Henryk Shering. Trayectoria y desarrollo como compositor A los siete años, en el piano del salón del Coro Infantil de la Piedad, Michoacán, Francisco Núñez Montes escribió su primera obra coral, que fue incorporada en su partitura de 1980 La piedra y la rosa, obra sinfónica para soprano y orquesta sobre un poema de su compadre Carlos Montemayor. Dicha obra fue estrenada ese mismo año por la Ofunam en la Sala Netzahualcóyotl. En 1964, en la comprobación y muestra del dominio del lenguaje de composición escolástico, Francisco Núñez Montes escribió una Suite Barroca y tres fugas, mostrando el dominio del contrapunto y de sus formas esenciales. Realizó tres allegros de sonata clásica y tres sonatas al estilo clásico, y a los 19 años escribió su primera Sinfonía, de estilo mozartiano. Abordando el estudio del Lied, en 1965 escribió varias canciones sobre textos de nuestros poetas de la transición del siglo XIX al XX. En lo que respecta a la música de cámara, dos Scherzos y un cuarteto de cuerdas enmarcan el manejo de esta sección de los conjuntos y grupos en música de cámara, para cerrar el dominio del estilo clásico. Tres estudios para piano y una Obertura romántica señalan el inicio del manejo de la orquesta y del estilo del siglo XIX, seguido, en 1968, de su Segunda Sinfonía, en la que muestra un estilo libre, fuera del programa como incursiones, sobre los aportes de los inicios del siglo XX. El impresionismo y los albores del siglo XX giran sobre su segunda Sinfonía en cuatro movimientos. Obras de música concreta y electrónica complementan el programa educativo del Taller de Composición de Carlos Chávez. En 1967 arranca la incorporación profesional de Francisco Núñez Montes como compositor, con el estreno su obra “Aspectos”, sexteto de alientos y cuerdas escrito por encargo del Festival Internacional de Música Contemporánea del INBA, bajo la batuta de Francisco Savín. Las obras de música concreta y electrónica contextualizan gran parte de este periodo, cuyos efectos desarrollará en el manejo del Timbre, el factor esencial de la música contemporánea, de su estética y técnica. “A sacris”, “Los logaritmos del danés”, “Vita”, “Provocación” y “Juegos sensoriales”, entre otras, caracterizan a este periodo. En 1971, Núñez Montes escribió “Flores con luz de luna”, con dos versiones: para clarinete, piano y voz, o flauta contralto, piano y voz, con un texto del autor. Esta etapa continúa con una serie de obras que denotan la tendencia hacia el manejo expresivo vocal, inscrito en sus años de formación. El poema sinfónico de 1973 “Reforma”, para gran orquesta y música concreta, especifica el trabajo de las nuevas técnicas del siglo XX y obtiene el segundo premio de Composición con dicha obra en el concurso convocado por la Universidad del Estado de México. En 1975, la Orquesta de Cámara de Bellas Artes le encarga la obra “Puntos y Rayas”. Con “Claroscuro”, obra para gran orquesta, el maestro Francisco Núñez Montes obtiene en 1976 el primer premio de Composición en el concurso Silvestre Revueltas, convocado por la UNAM. En 1979, escribe por encargo de la Orquesta del Estado de México “Contemplaciones”, obra para gran orquesta. El Festival Internacional “Otoño de Varsovia” de Polonia le encarga la obra “Danza purépecha”, estrenada en 1980 precisamente en la capital de Polonia. “Variaciones” para piano solo fue grabada por Ana María Tradatti para el Cenidim. En 1982, la Casa de las Américas de Madrid estrena “Bosquejos”, obra para dos guitarras de Núñez Montes. “Presencias” y “La piedra y la rosa” son dadas a conocer en el Foro Internacional de Música Nueva en 1982. Con motivo del aniversario 10 de la Universidad Autónoma Metropolitana, la institución le encarga la obra para orquesta de percusiones “Incitaciones y remembranzas”. En 1984, el maestro Núñez Montes escribe en honor a su esposa Susana Alcázar Leyva la obra “Mutaciones”, para orquesta de cuerdas. A partir de 1987 crea, en torno de los sistemas personales –computadora, sintetizadores, instrumentos acústicos y voz—, las obras “Juegos sensoriales” “Tientos en eco I, II y III”, “Espectro sensorial”, “Cantos y memorias” e “Imprevisible”, esta última de Carlos Montemayor, a quien está dedicada. “Encuentros”, para gran orquesta y computadora, es estrenada en 1989 por Manuel de Elías y la Filarmónica de Jalisco. 1990 -2000 “Bostelmaniana” y “Belkiniana” y “El fluir vital de la información”, para sintetizadores, computadora y flauta, son escritas para estos dos artistas plásticos en ocasión de sendas exhibiciones y para Suzumo Onho, investigador sobre el ADN y la música. “Invocación”, para piano solo, es escrita para el XVIII Festival Internacional Cervantino. “Pirekuas”, para el Trío Neos, es encargo del Festival Internacional de Música de Morelia. Se estrenan en Nueva York, con motivo del encuentro Mexico a Work of Art, “Plegaria para los cuerpos” y “No vendrán los años, no vendrá el olvido”, con poemas de Carlos Montemayor para voz y piano, y “Ofrenda” y “Resplandores”, para flauta, sintetizadores y computadora. “Tamara, perfil de luces”, dedicada a la hija del maestro Núñez Montes, se estrena en el Festival Internacional Cervantino de 1991. La obra “Aromas de lluvia”, estrenada en el Festival Cervantino bajo la conducción de Jeannine Wagar, se crea en el contexto del nacimiento en 1994 de Sebastián, hijo de Francisco Núñez Montes. En 1996, Juriquilla, Querétaro, fue el marco para la creación de las obras orquestales “Tardes de fuego”, “Otoño de girasoles” y “El regreso de los girasoles”. En 1999, con motivo de los sucesos de Acteal, Núñez Montes escribió, para orquesta de cuerdas, percusión múltiple y clarinete obligado, “El sacrificio de Acteal”. 2000-2011 Para conmemorar el aniversario 25 de Radio UAQ, en Querétaro, compuso “89.5”, dedicada al ensamble Tambuco. El VIII Festival Internacional de Órgano de Guanajuato le comisiona la creación de “Trilogía”, para violín órgano y percusiones. En 2006, Núñez Montes compuso las obras orquestales “Variaciones sobre una pirekua” y su “3ª Sinfonía”. En 2007 escribió “Concierto para salterio piano y orquesta”, y por encargo del Dúo Pianístico Húngaro–Japonés de Emöke Ujj Hilliard y Eri Yoshimura, compuso “Metamorfosis sobre un pirekua”. A la muerte de su madre en 2008, el maestro escribió para soprano y orquesta la obra “Luz y noche”. Para la conmemoración de la gesta de 1810, escribió para el Dúo Dulcemelos “Ecos del Bicentenario”, para salterio y piano. Asimismo, como parte de los festejos del mes patrio compuso “Ilusión y remembranza” para el mismo dúo y la Orquesta Filarmónica de Querétaro. Francisco Núñez Montes cerró 2010 con el estreno de su obra “Josefa”, con libreto original basado en los aspectos históricos la heroína de la Independencia, compuesta para cantantes, solistas, coro, actores, escenografía y vestuario, interpretada por la Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro, pieza que es una respuesta a la ópera, zarzuela y opereta, con un tratamiento mexicano como tonadilla escénica mexicana, con duración de una hora 40 minutos. En 2011 se incorporan a “Josefa” dos nuevas escenas y una ampliación del libreto, y la obra “Vuelos” para clarinete solista, además de trabajos de investigación que actualizan y corrigen la teoría occidental de la música, registrados, varios de ellos, en la página del Cencrem. En ese mismo año, el maestro concluye sus dos primeros “Estudios” para el ensamble de cuerdas de la Escuela de Laudería del INBA. Investigador educativo, creador de instituciones, distinciones y premios Francisco Núñez Montes fue director de 1977 a 1983 de la Escuela Superior de Música del INBA. Generó la Licenciatura en Música en el Instituto Nacional de Bellas Artes durante su gestión en 1980, acción que se replicó en el resto de las instituciones y áreas del Instituto. Creó el Sistema SIAMA (Sensibilidad, Iniciación y Apreciación Musical y Artística) de Educación Musical infantil en 1970, por el que obtuvo dos menciones honoríficas en el 1er. Seminario Internacional (1975) organizado por la Unesco. Asimismo publicó el libro “Tú, la música, el arte”, con base en su Método. En 1972, Creó un ciclo de conferencias sobre el “Panorama de la música contemporánea”, reuniendo a los compositores más destacados del país. Se ha desempeñado como asesor del FIC (Festival Internacional Cervantino 1988-1992), miembro de la Computer Music Association desde 1990, es creador del 1er. Laboratorio de Música por Computadora en México (1987) y del Laboratorio de Electroacústica de la Escuela Superior de Música (1980). Fue presidente y fundador de: la Sociedad Mexicana de Música Nueva (1992-1993) y de La Liga de Compositores, 1970, así como de Música de Concierto de México, S. C. (1987) Creó el Festival "La Computadora y la Música" (1992) y es creador del Centro de Apoyo para los Compositores de Música Nueva de la SACM (1992). Ha obtenido los siguientes premios y distinciones: Presea “ José Tocaven Lavín” 2001,en Michoacán, 1er. Premio de Composición Silvestre Revueltas, UNAM 1976, 2° Premio Nacional, Manuel M. Ponce (1973) como pianista, 2° premio de Composición por su poema sinfónico “Reforma” en la Universidad del Estado de México 1973. Es distinguido por la American Orchestras League (1994) para la conmemoración de su 50 Aniversario que celebran en Washington D.C. y promueve con este grupo, el Festival Sonidos de las Américas en New York y en ese marco, dicta Master Class en Rutgers University y presenta sus obras en el Juilliard School de New York, así como en el Carnegie Hall de esa misma ciudad, en 1994, departiendo con la American Composers Orchestra. En 1997 es designado Jurado del Concurso María Callas, en Parma, Italia y miembro permanente del Concurso Vincenzo Bellini, hasta el presente. Se ha destacado como pianista, director, compositor y ponente en: el “Festival Internacional Cervantino”, de Guanajuato México, desde 1975 hasta el presente, en el “Foro Internacional de Música Nueva”, en el Barbican Center de Londres Inglaterra, Bourges, Francia, en New York, San Antonio, Los Ángeles y Santa Bárbara, California, Chicago, Illinois, La Habana, Cuba, Mérida, Venezuela, Toronto, Canadá, Varsovia, Polonia, Valencia y Madrid, España. Ha dictado Conferencias, Cursos, con estrenos de sus obras en: España, Canadá y en los Estados Unidos de América, como pianista se ha presentado en New York, Los Angeles y San Antonio, Venezuela, Cuba, Italia, España, Polonia, China e Inglaterra.. Ha fungido como pianista oficial del Concurso Internacional Vincenzo Bellini en Italia y como miembro permanente de dicho certamen, desde 1997. En 1995 es designado miembro del Consejo Mexicano de la Música ante la UNESCO de París, Francia. Fue reconocido en 1993, como miembro del Sistema Nacional de Creadores. El Concurso Internacional “Vincenzo Bellini” de Caltanissetta Italia, le encomienda la realización en México, de las eliminatorias que se celebraron, por primera ocasión en México, del 30 de agosto al 5 de septiembre de 1999. En junio de 1999 fue distinguido como miembro de la Associazione Italo–Giaponese “Arte senza confini” por sus creadores Mariko Okino y Américo Caramuta y como representante de la misma en México. Artist International Association de Toronto, Canadá, lo nombra en septiembre de 2000 miembro del Concurso Internacional organizado por la Toronto School of Music, en su 2nd Annual Music Competition. Sus alumnos Carlos Sánchez, Luis Covalles y Aída García triunfan en dicho concurso, al obtener segundo y tercer premios, y una mención del jurado a la mejor interpretación de los finalistas. Su alumno Carlos Sánchez alcanza el lugar 3 en el Concurso Nacional de canto “Carlo Morelli” en 1999, y el primer lugar en 2002. En 1998, Francisco Núñez Montes organiza el “Primer Simposium Ponce-Scriabin” en Querétaro. En mayo de 1998, la American Liszt Society eligió a Francisco Núñez Montes para el arranque del Festival Internacional Liszt, celebrado en la Ciudad de México, donde ofreció la conferencia inaugural. Un mes después, dictó la ponencia “Los mitos sonoros de Occidente” en el Festival Internacional Callejón del Ruido, donde realizó el estreno mundial de su obra sinfónica “Otoño de girasoles”, dirigiendo a la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato, en el Teatro Juárez de esa ciudad. El municipio La Piedad, Michoacán, le encomendó en 1998 la realización del Proyecto de cultura 1998–2001, lo que desembocó en la creación de la Escuela Superior de Música de aquella localidad. A través del Cencrem coordinó en la ciudad de Querétaro el Comité para el Symposium Internacional de Acústica ISMA México City, realizado en diciembre de 2002. En octubre de 2005 acudió a la Universidad de los Andes de Venezuela al “Primer Encuentro de Compositores de la Canción de Arte de El Caribe”, presentando tres ponencias sobre la Canción Mexicana de Concierto, su antologías, orígenes e influencias, así como exponentes más representativos. Asimismo, como parte de este magno evento, ofreció un exitoso recital al lado de Encarnación Vázquez. El 13 de diciembre de 2004, el INBA le otorga una distinción en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes: “Premio al Desempeño Académico 2004”. En 2011 fue distinguido con el Premio Nacional “Medalla Mozart”, en ceremonia celebrada en Jalapa, Veracruz, en el marco de un concierto de la Orquesta Sinfónica de Xalapa. Durante 2009-2010 desarrolló un método y sistema de análisis de partituras, partiendo de la motívica musical y de las partículas sonoras, derivándolo de la actualización y revisión que ha realizado de la teoría musical centroeuropea. www.cencrem.com De mayo a noviembre de 2011 realizó el ciclo de conferencias sobre Franz Liszt y Gustav Mahler en la Escuela de Laudería del INBA. 2012 En 2012 llevó a cabo los Seminarios de Análisis y Teoría y las Conferencias magistrales dedicados a los centenarios de José Pablo Moncayo García y Conlon Nancarrow, analizados bajo la óptica de la obra de Witold Lutoslavski. Esos trabajos se complementaron con la revisión y análisis de la obra de Manuel Esperón, destacando el género popular y la labor de la música para cine que realizó este destacado músico. Compone la obra para la naciente orquesta de salterios conformada por niños de 5 a 16 años “Sonidos en Movimiento”, como parte de los diferentes trabajos para dicho instrumento en la música contemporánea. Al concluir dicha obra es estrenada mundialmente el 14 de junio de 2012 en Querétaro por la orquesta Makochi Dulcemelos, en la gira de dicha orquesta en Washington, EUA, y en Tesalónica, Grecia. En enero de ese año compuso un recital para violín y piano con Balbi Cotter, celebrando el 25 Aniversario de la Escuela de Laudería del INBA, en el Centro Académico Cultural de la UNAM, campus Juriquilla, de la máxima casa de estudios mexicana. En agosto siguiente fue invitado por el Senado de la República al Primer Seminario Taller “La creatividad en la sociedad del conocimiento” para dictar la conferencia magistral “La mexicanidad musical como referente de identidad ante el mundo” en el Auditorio “Octavio Paz”, evento que se transmitió a nivel nacional por el canal de televisión del Congreso. También en agosto concluyó los “Estudios para salterio”, “Conversaciones” y “Las resonancias en el espacio”, obras obligatorias para el Concurso Internacional de Salterio, que se celebró en septiembre de 2012. Desarrolló en la Escuela de Laudería del INBA diversos trabajos para ensamble de cuerdas y compuso “Seis estudios” para orquesta de cuerdas, al tiempo que realizó una versión especial de su “Pirekua” para cuarteto de cuerdas.


aerofono aerofonoaerofono